Viajar es un placer pero a la hora de armar la valija ese placer se ve opacado por el miedo a no llevar lo adecuado o necesario.


¿Qué hacer?

Por lo pronto, el armado del equipaje es también parte del VIAJAR, por lo tanto debería ser un PLACER!!!

¿Cómo hacerlo?
Primero es indispensable saber a DóNDE uno viaja, es decir, asesorarse sobre el clima del lugar (es verano o invierno, hay viento, llueve, etc). Una vez ubicados podemos determinar el TIPO de ropa, si es de abrigo o no.

Después es fundamental saber a ¿QUÉ VOY?: a trabajar, a descansar, a asistir a un congreso o evento. Con esto definimos el ESTILO. Por último, sabiendo el tiempo de estadía, pensar si va a estar dispuesto a lavar o a pagar para que laven las prendas, así sabremos la CANTIDAD y en función de ello, armar conjuntos que combinen.

El Armado
En una valija para despachar hay que compatibilizar la colocación de ropa lisa (como ser mantas, toallas, sábanas, manteles, servilletas, pañuelos), ropa plegable (pantalones, camisas, sacos, tapados, sobretodos, pilotos, ropa interior, medias), ropa arrugable (blusas, vestidos, polleras) y elementos rígidos (zapatos, carteras, plancha portatil, artículos de uso personal, etc.). En el armado estos diferentes elementos se combinan. Por ejemplo: en la parte del fondo de la valija, va la totalidad o parte de las prendas lisas, colocando entre estas corbatas y cinturones. Sobre ella, se arman espacios divididos y de cierta profundidad formando ínsulas con los zapatos y carteras (que deben ser puestos en bolsas) en los que se colocará la ropa más frágil. Sobre ello se colocará el resto de la ropa lisa, si lo hubiera, y sobre ella la ropa plegable. La valija de mano contendrá la totalidad de los medicamentos y elementos de tocador que se decida llevar, incluyendo el secador de pelo y los bolsos o carteras que no se pusieron en la valija. Los bolsillos externos servirán para colocar documentación de viaje, revistas, libros, tarjetero (tarjetas propias y las que se reciban) y un anotador con el correspondiente bolígrafo.

Es recomendable (especialmente para personas obsesivas) hacer unos días antes de la partida una lista con las cosas que se planean llevar y después ir puliéndola.

Es recomendable (especialmente para personas no obsesivas) no armar una valija junto a una persona obsesiva. Perderá la paciencia fácilmente.
Volver a menu de utilessubir al principio de pagina